Archivo | enero, 2012

Legendary!

31 Ene

Volvemos con moda. Tras varios días dedicándonos a otros asuntos, retomamos la andadura sobre el camino trazado hablando de algo de lo que todo hombre rehuye hasta que se calza uno cual persona importante. Muchos lo detestan y buscan algo similar pero antisistema, algunos cuantos lo reservan para special events y otros simplemente dormirían con él si hiciera falta.

Es un conjunto de prendas que se ha revalorizado para los amantes del buen gusto y la serie “How i met your mother?” donde, quién más quién menos, en un determinado momento ha deseado ser el gran creador del grito de guerra “Legen…wait, wait for it…dary!!“, the big Barney Stinson.

El traje. Clásico, moderno, tradicional, con rotos, diferente, desenfadado o contempóraneo. Compuesto por una chaqueta, un pantalón  de tiro recto y, como mucho, un chaleco (por lo general esos son sus elementos) forma una de las piezas básicas en el armario de cualquier hombre de bien o mal que se tercie.

 

En modo clásico: negro, liso, fino y de Ralph Lauren Black Label.

 

Los lisos son aquellos que nunca fallan para depende qué eventos o acontecimientos sociales. son un valor seguro y las nuevas y renovadas versiones que se hacen en cuanto a materiales o estilismos hacen que la caída de su uso esté siendo paliado en parte. Personalmente, soy de los que prefiere un traje con raya inglesa como los que veremos más adelante, aunque los hay lisos sencillamente fantásticos.

 

En colores partidos también se lleva y no es tan inusual. Este, de Ralph Lauren en blanco y negro.

 

Los combinados bicolor están también a la orden del día como recurso para dar un poco de dinamismo al look del traje y para ciertos momentos donde si puede usarse y no está visto como si fueras un bicho raro. En general, es un look más atrevido preferible en ambientes más distendidos.

 

Este de cuadros anchos en colo gris, con chaleco, de Simon Spurr.

De Armani, con raya inglesa.

 

Los cuadros y la clase raya inglesa son de los más demandados hoy en día.

 

En satin, de Armani en color gris oscuro.

 

CONSEJO DEL DÍA:

“Si te traicionas una vez a ti mismo,

jamás volverás a ser tú”

(Judas Iscariote dixit)

 

Anuncios

Gracia me hace

30 Ene

Nueva semana, nuevo Lunes, nuevas críticas. Constructivas, espero y deseo, aunque no lo tengo tan claro. A poder ser, divertidas, irónicas y con bromuro de por medio. ¡Ah no, qué eso es siempre! Disculpad el despiste, son cosas de la edad. Uno, qué es joven pero ha visto y vivido demasiado. Y escuchando a quiénes no le dan a eso importancia con la frase “pues no te queda a ti nada por vivir y ver” y llevan razón, ya me parece tremendo lo que vendrá. Asi que amiguitos, tronados o no del cerebro (que yo digo que sí si habéis llegado hasta aquí leyendo), agarraos que vienen curvas.

El top five de balazos de esta semana…

A los “brillantes” promotores de la SOPA y la PIPA. Mirar, coleguis: SOPA es lo que me tomo yo con el cocido de mi abuela, y que está tremendo, y PIPA lo que fuman los indios cuando firman la paz. No sé porque cojones tenéis que venir 4 chungos de barrio disfrazados de intelectuales y con más tiempo libre que un controlador aéreo de Spanair a hincharnos las venas al resto del ganado, que así es como nos tratáis, pandilla de zánganos. Mil soluciones había, ninguna os gustaba. Que nosotros, no es por no pagar, pero pagar de más porque les dé por ahí a los artistas y la industria cultural, como que no.Y ya porque os dé por ahí a vosotros, ni te cuento lo que nos hincha eso que, dependiendo del sexo, tenemos ahí abajo y es una cosa u otra pero igualmente inflamable en ciertos estados. Por favor, compraros una Wii, quedar con amigos y dejar de pensar tanto y mal, que ya se ve que no sabéis. Y comprar los juegos originales, así ya verás como se os borra la idiotez de cerrar cosas útiles. Si, útiles, esa palabra que se utiliza para designar lo que sirve de verdad y no tontunas varias de las vuestras. A vosotros igual os suena porque va detrás del prefijo in- , que no es dentro en inglés, sino el comienzo de un maravilloso término con el que catalogaros…A ver si adivináis cuál es, campeones.

¡PUM!

A los empresarios con complejo infatinloide. Tener una idea es lícito. Abrir un negocio también. Poder mantenerlo es una obligación monetaria, sobretodo cuando los volúmenes que alcanza son no pequeños precisamente. Que yo no digo nada, pero eso de empezar una aventura sabiendo que vas a palmar cuando menos te lo esperes es un poco como que no. Te da un gatillazo en toda regla, sin connotaciones sexuales eso sí, nadie se vaya a pensar que le da a uno en ese período aunque alguno que otro lo tenga (ambas cosas), de ello estoy seguro. Pero si a eso le sumas que te ríes de millones de personas, de miles, de centenares o de decenas de ellas, ya me preocupa. ¿Qué pasa, que os quitáis el corazón durante el día y lo usáis cuando dormís? Será eso, y será para no gastarlo mucho y que llegue sano y salvo a los achaques de la edad, por eso somos más longevos en este país. Tanto cabrón suelto me extrañaba a mí que fuera solamente cosa de genes… A lo que voy, que por favor, si os aburrís y os da por tener una idea, abrir un negocio y no podéis permitíroslo (que es lícito, recuerdo así como el que no quiere la cosa, pero ahí lo dejo) no juguéis con la people como si fueran muñecos y vosotros, enanos. Creo que a vuestra edad es mejor que dejéis las aspiraciones de los Playmobil en 3D y las Nancys de carne en un rincón de vuestra infancia. De verdad, superadlo y dejad paso a los niños o sufriréis terribles consecuencias, como el hundimiento del barco, pirata me refiero, que los Gormitis vienen pisando fuerte.

¡PUM!

A la justicia, que ya sabíamos que era ciega pero ahora también hemos descubierto que es sorda, tonta y muda. Y el que no sepa porque, también es ciego de narices. Tanto que no ve más allá de las suyas propias, oiga. Y eso es así, como diría el Rafi (podéis buscarlo en Youtube, que mola más encontrarlo por uno mismo, satisfacción personal). Que vale que no veas, amiga…¡Mejor! conocida Justicia, pero que te hagas la loca de esa manera, desespera bastante. Sobretodo a los indefensos que luego en mismas circunstancias palmamos ever. Mira a ver si tiene cura, no vaya a ser que tu estado de embriaguez constante y permanente se haga crónico y ahí ya si que sí, estaríamos muy jodidos. No contigo, que ya lo estamos, sino con aquellos que cuidan de nosotros en la más absoluta publicidad del asunto. Yo ya voy con miedo por la calle, que como eres ciega, sorda, muda y tonta, no se te nota llegar. Y eso es peligro de extinción para ciertas especies como la mía: jóvenes preparados que perdemos la ilusión con poquita cosa: poquito trabajo, poquitas oportunidades, poquitas esperanzas, poquito sentido de la justicia. Por favor, si el apocalipsis ha de llegar, quítate la venda y espabílate que si no morirás como todos y eso no se puede permitir, compañera. Y al paso que vas, no queda tanto para eso, sino llega antes un desalmado y te quema. Yo, si me preguntan diré que te pasaste tomando el Sol y no te pusiste protección. Por pasarte de lista…

¡PUM!

Cosas que suceden a la velocidad del rayo de un día para otro. Así, sin más, sin preguntar ni pedir permiso. Que yo no digo que esté mal, pero avisar no estaría de más para los que, como yo, llevamos un cierto retraso en eso de enterarnos de las cosas y percibirlas. Y aunque no lo veáis así, es un bendito don de la naturaleza: cuanto más sé, más preocupado estoy ergo…prefiero saber y ser feliz. Utopías aparte, en este apartado de asuntos podemos incluir el enamoramiento, la empanada mental transitoria, la no argumentación, la ida de olla o el despido, entre otras. Observamos que el catálogo es amplio y puede dar cabida a casi cualquier elemento que pase por la cabeza, pero estar y sentirte como router no debe ser cómodo. No lo es de hecho. Ves pasar las cosas y tú como que no te mueves, por más que te preguntes because why? no hay respuesta válida que valga. Por favor, señoritas cosas rápidas, bajen la velocidad o tendré que ponerles una multa por exceso. De no verlas pasar y de que pasen tan rápido. Menuda descompensación existe…

¡PUM!

A los cenizos oportunistas. Esos seres que parecen personas pero que su calaña interior los delata como gremlins que se transforman cuando el momento aparece, no antes, no vaya a ser que les entre un virus del calibre de una escopeta atravesada. No sé, ni quiero saber, por dónde se atraganta la mencionada. Dejando de lado eso, estas criaturas del día se esconden entre la muchedumbre y no son fáciles de identificar hasta que no tratas con ellos de manera, más o menos, regular. Mucho ojo. Se van delatando solos cuando a grandes oportunidades y cosas tontas le van poniendo pegas, estúpidas, mínimas o de proporciones gigantes. Pero solamente en momentos de agobio, precariedad o último minuto, no antes, para poder fastidiar el plan o asunto. Nunca tienen algo positivo que decir, ya que se les descubiría su verdadera esencia y la piel se les derretiría dejando a la vista de los mortales su particular caricatura: un signo negativo por rostro. Por favor, dejad este mundo, aliados de los planetas enemigos de la tierra y no tocad la fibra sensible de aquellos normales que vivne en paz y armonía (mentira), aunque solamente sea en ese tema.

¡PUM!

Y la bala en la récamara este Lunes va para…

Los que les gusta hacer predicciones que luego no se cumplen. Tenéis la misma credibilidad que un zombie intentando articular palabra, asique ni os preocupéis en molestaros por si os hacemos caso o no. que si fin del mundo, que si te vas a caer, que sin manos te estrellas con el coche… Mis padres los mejores visionarios del siglo XX. Y los de cada uno, pues también. Esos sí que no se equivocan, y lo que me preocupa más: son infalibles. Por favor: pasados de vueltas que os ponéis en modo interesante cuando os preguntamos las cosas y tal, no vayáis dando predicciones que ni tienen pies ni cabeza y dudo que en algún momento los haya tenido, que nadie se las cree y encima quitáis tiempos de otros quehaceres más urgentes y valiosos. He dicho.

¡PUM!

 

CONSEJO DEL DÍA:

“Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor,

siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento”

(Víctor Frankl dixit)

Los desterrados

27 Ene

Buenos Viernes, amiguitos. Disculpad la NO-actualización de ayer, pero cosas ajenas a mí a veces no me permiten ser lo continuo que me gustaría. Ahora que estamos a más cerca del fin de semana y que llegan las salidas nocturnas, las reuniones familiares de Domingo y las quedadas entre amigos, yo me detengo en otro asunto. Hoy me lo váis a permitir, os lo ruego.

Los weekend también llega el fútbol. Pero no solamente el de primera o el extranjero. Llega también el fútbol base, donde mis niños hacen que me transforme en mi cara más amable. Ya os he hablado de ellos alguna vez anterior en otros post, pero hoy llegan aquí en otras circunstancias.

Solo quería decirles lo que siento, a un día de que se jueguen el liderato contra el primero, a pesar de que después, pase lo que pase, falten 17 partidos para terminar la liga. Pero es de esas cosas raras que suceden en ligas como ésta, donde 3 equipos demuestran ser muy superiores al resto y perder implica descolgarse de uno de ellos.

 

Empezaré por el principio…

Muchos de ellos nunca jamás soñaron con algo más que jugar al fútbol (que no es poco en los tiempos que corren de malos educadores y precarios entrenadores), nunca en su vida quisieron nada. Y eso se debía a que ellos siempre fueron conscientes de lo que podían dar. Ya la temporada pasada se dejaban destellos de lo que estaban aprendiendo, pero no fue hasta ésta cuando un grupo de niños nos sorprendió a mi amigo, compañero de fatigas y segundo de a bordo, Gonzalo y a mí.

Vimos potencial donde los demás no apreciaban más que migajas, creímos en ellos desde el primer momento porque se lo ganaron con su esfuerzo en los entrenamientos, en su capacidad de sacrificio para superar las adversidades. Son niños y ya en dos años han tenido que luchar contra más cosas de las que nadie se imagina. No creo (y lo afirmo firmemente) que a nadie le guste sentirse el último, no jugar en su equipo, no poder demostrar lo que vale o ser el patito feo de ningún club. En este, aquí, son una familia.

Retales de aquí, rastrojos de allá, incógnitas, apuestas arriesgadas e incorporaciones díscolas conformaban un heterogéneo grupo de chavales con muchas posibilidades, no sin mucho trabajo. 15 personitas dispuestas a comerse los tópicos sin quererlo, a hacerle a más de uno tragarse palabras dichas y disfrutar de lo que más les gusta hacer, que no es incompatible con lo anterior.

 

Y hasta ahora, siguen vivos. 12 partidos después están imbatidos, con goles y estadísticas que asustarían a cualquiera. Pero entiendo y percibo este deporte como algo pasional más que restadístico. Y lo que digo son sensaciones: llegan jugando a un fútbol completo, de disfrute propio y compartido a quienes ponen su foco de atención durante una escasa hora de su vida en ellos, preparados para batallas que les acobardaban hace no tanto. Llegan con hambre, con sed de demostrar de lo que son capaces, con ganas de sentirse poderosos y de gritarle a la vida, aunque ellos no se preocupen de ella ahora, que se equivocaba con ellos, al menos este año.

Probablemente mañana pierdan. O empaten. Puede pasar. Pero nadie les quitará (ni a nosotros, sus entrenadores) el hermoso y placentero placer de haberles visto crecer en poco tiempo, de disfrutar con ellos cada sábado, de ver como les arrancamos una sonrisa descubriéndoles algo nuevo cada día, de estar a su aldo cuando lo han necesitado. Aunque siendo honestos, van a ganar para cerrarme el pico. Los conozco bien. Estarán geniales: sacarán el balón con brillantez desde atrás, defenderán lo suyo con uñas y dientes, atacarán con la vehemencia de quién sabe lo que es pasarlo mal, el esférico rodará al son de ellos y cada jugada será el último momento que sientan como propio. Y me asusta que sean niños, porque ya saben donde van, cómo lograrlo y qué camino seguir. Digan lo que digan de fuera, ellos seguirán dando guerra hasta que no puedan más.

Pero esto no se acaba aquí, porque pase lo que pase, seguirán remando contracorriente. Como siempre han hecho. Como cada día que se visten de corto para pegarle patadas a un balón. Y digo esto ahora, antes de uno de los partidos más importantes de su vida a esta edad para que nadie me acuse dentro de unos meses de ser oportunista.

Hoy hablaba hace un rato con mi segundo y le decía que estoy nervioso, que no puedo dejar la mente en blanco de fútbol y que esta tarde me rebañaré el coco a ver que me invento y me imagino. Él me decía y confesaba que mañana saldrá a correr antes de la cita para aliviar tensiones, pero que aún así las tendrá. Lo importante, coincidimos, es que ellos no lo noten. La charla de mañana será breve, sin florituras. Llegando a su corazoncito, a su espíritu de equipo.

Mañana les diré que sean ellos siempre, que jueguen como saben y que sean listos. Que toquen y sean un equipo. Que se acuerden de los compañeros no convocados y que ojalá pudieran estar ahí. Que se ayuden y estén tranquilos. Que pase lo que pase, para mí ya son unos campeones y que quién piense que esto acaba ahí, se equivoca, y más si estoy yo de por medio. Aquí se lucha hasta durmiendo si hace falta. Y no os equivóqueis, ellos lo entienden todo eso.

Y confieso que los nervios, los míos, a flor de piel están. Los tengo de acero normalmente, es lo que ha conseguido la experiencia. Pero el cosquilleo de la barriga no se me va. Y que no hay manera con partidos así, juegue yo o ellos. Ellos simplemente harán lo que saben, que no es poco. Y mientras, otros disimulando los nervios y la envidia sana de no poder hacer más.

Unos desterrados, otros marginados, otros que prometen y no acaban de explotar, otros pequeños, otros bajitos, otros gordos y otros demasiado altos, otros díscolos, otros que no saben lo que es un balón…Mañana juegan esos mismos que alguno se atrevió a cuestionar. Saber quién eres te ayuda a ver la grandeza real de las cosas.

Suerte mañana, grandes, aunque no la necesitáis.

 

CONSEJO DEL DÍA:

“Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo, y punto.”

(Will Smith dixit)

 

¡Felicidades!

25 Ene

De donde procedo, de donde soy, de lo que tengo, se celebran muchos días y cosas a lo largo y ancho del año. Hay varias señaladas en el calendario, gran cantidad de las cuales se subrayan con un rojo que azota la vista de quien observa. Otras, simplemente parece que pasen de puntillas como un ladrón a medianoche. Pero hoy, precisamente hoy, no puedo permitir que pase eso. Y por ello, desde mi diminuto rincón del mundo y mi ínfima (pero ya es algo) aportación, reivindico el 25 de Enero como el “Día P”, el de la publicidad.

¡Felicidades, amiga! ¡Que cumplas muchos más!

 

Se pueden hacer miles de homenajes, repasar increíbles e históricos momentos que ella nos ha brindado, suspirar por su pesadez en determinados momentos, emocionarnos y reír en el mismo segundo, admirar su belleza y olvidar el paso del tiempo…

Pero sin los profesionales que hay detrás, esto no sería posible. Y lo digo bien alto: ¡NO SERÍA POSIBLE!

Yo me considero un profesional de esto, y durante 4 años en la hermética educación del asunto así me sentía por el simple y mero hecho de que para mí el aporte a tan digna y divertida, por lo general, profesión comienza eligiendo ese modo de vida, ese sufrimiento de bromas facilonas y ese aguante al poco reconocimiento fuera del ámbito que debemos portar con normalidad y que nos llene por dentro como pocas cosas.

Esas gentes que llevan años abriendo caminos y puertas que no siempre estuvieron ahí puestas, ni aún cuando estuvieron fueron fáciles de abrir o entender el por qué de su ubicación. Hoy también es el día de los que emergen la cabeza entre la maraña de oraciones ignorantes como el “¿y esto qué salidas tiene?” o “¿ganarás mucho dinero?” . Campeones, esto os gusta o no os gusta. no hay más vertientes. Y se hace bonito cuando de la decepción inicial por muchísimas cosas da paso a un gran mundo, duro, porque negarlo sería de idiotas, necios y mentirosos, pero muy genial.

Esa labor que muchos hacen y otros hicieron, que unos harán y otros ya empiezan a ejercer es la de un vida sin horarios, una vida de emociones como montañas rusas, de sufrimientos y peleas con clientes y cuentas, de trabajos tirados atrás y esfuerzos caídos a tierra, de madrugadas que pasan rápido y días que se hacen eternos, de propuestas y campañas que no dan con la tecla y de otras que la pulsan enseguida. Es una vida de carreras en el último momento por más que planifiques, de concursos y luces, de sombras y mucho trabajo, de tormentas (de ideas, entiéndase), de reuniones, de equipos sacando adelante proyectos codo con codo y hombro con hombro si se tercia, de cafés y risas per se. Es una vida de buenos momentos y alegrías, de conocer gente, de experimentar sensaciones una y otra vez, de ver donde los demás no verían, de crear de la nada lo soberbio, de admirar cada cosa como si fuera la primera vez y de tener ideas constatentemente. De estar en el sitio y en lugar adecuados cuando menos lo esperas, de expresarse y hacerse sentir, de empatizar más que ninguna de las demás cosas.

Sonreíd, amigos publicistas. Lo habéis hecho y hacéis que cada año este día vuelva a ser un orgullo para incomprendidos como nosotros. Pero, ¿y lo bonito qué es, qué?

Feliz Día de la Publicidad.

 

CONSEJO DEL DÍA:

“Si fuera fácil lo harían ellos”

(Jorge de la Herrán y Crespo, publicista, dixit)

Está y se le espera

24 Ene

Día raro, día extraño. Solitario y negado, el Martes no es que sea especialmente atractivo. Ni siquiera el hecho de haber recibido novedades vía correo electrónico de moda me han dado esa chispita con la que hay días que no te despiertas.

Pero sabes que algo empieza a cambiar cuando llamas a la universidad y los trámites burocráticos se agilizan, te dicen que sí y todo es alegría y color. Y aunque parezca un guión de película de ciencia-ficción, sabéis que yo no miento (que lo tengo prohibido en mi religión) y así ha sido, doy fe, ante mi sorpresa generalizada y mi estupor por semejante hazaña. En idioma twittero esto sería algo tal que así: #logrodesbloqueado.

En fin, que hecho y conseguido eso, pueod con cualquier cosa que se (o)ponga en mi camino, incluyendo el catálogo de primavera-verano de Etro, la firma italiana que me parece un tanto aventurada en sus propuestas, un poco como un Desigual a lo país de la bota.

En fin, que os dejo que me opinéis vosotros mismos… Si alguno después no puede mirar con los mismos ojos la vida, avisados estábais y lo hacéis bajo vuestra responsabilidad.

 

Ya sabíamos, y sabemos, que los italianos eran muy suyos. Y que son referentes de la moda. Etro propone combinaciones de colores imposibles a simple vista, juega con la percepción de la mente en cuanto a tonalidades y mezcla materiales diferentes para hacer partícipe al consumidor de la moda de la firma. “Imposible no es nada, nada es imposible” parece que sea su lema.

A mi particualrmente me huele, y me parece, un poco a una propuesta la de esta primavera-verano (más lo primero) como psicodélica y con aires de retromodernismo fingido, como una retorno al pasado que no es tal con toques deformes en el estilo que descolocan. Si buscan ese efecto, el de sorprender, lo consiguen, en unos looks más acertadamente que en otros, desde luego.

CONSEJO DEL DÍA:

“A por ellos, que son pocos y cobardes”

(General Patton dixit)

Tirando a dar

23 Ene

Buenos días por la mañana. Ya he vuelto del estrés y de dormir más bien poco, por decir algo. La verdad es que ya solamente me quedan dos semanas para relajar este ritmo de vida que me está haciendo a prueba de bombas, tornados, reuniones familiares y conversaciones estúpidas y protocolarias. O eso creo yo, que ya veremos luego si no me sale algo que me devuelva el estilo de vida barroco (por eso de lo recargado del asunto, téngase claro).

En fin, como cada Lunes desde la semana pasada, es la hora de sacar la pistola imaginaria y de disparar las balas que la cargan,que son las palabras, y sentarse a esperar que los ofendidos se den por aludidos y se les desangre el alma, que ya con eso me daría más que satisfecho.

Al lío, que el día es breve, el tiempo oro y en eso no es para mí diferente.

A los iluminados que tienen a bien no conceder oportunidades para lucrarse los bolsillos haciendo cosas mal. Llevo 3 meses dándote ideas gratis, señora empresa, trabajando como uno más y aguantando horas y horas sin hacer nada por considerarme no preparado para ello, viajando día sí y día también desde mi lugar de residencia hasta Alicante sin percibir ni un mísero céntimo. Señora agencia de publicidad…¿sabe lo que le digo? Que para lo que me queda en el convento, me cago dentro. Me voy a poner a recuperar los euros que usted no me ha dado a base de fotocopias a color (del bueno), de papel del caro, de instrumentos de oficina y de todo lo que pille por el camino que le suponga un gasto extra. Ya que no le cuesto dinero, por lo menos que no sea tan lista de pensar que conmigo no lo perderá. Por favor, la próxima vez se lo piensa usted mejor cuando contrate a un becario en prácticas o me encargaré de que le crezcan los enanos en el circo que tiene montado.

¡PUM!

 

A la gente que te dice sí y piensa no. Aclararos, que el mundo ya está suficientemente confuso como para que vengáis a tocar las pelotas a unos y los ovarios  a otras de semejante manera. Seguro que dudáis hasta de si preferís carne o pescado. Asi que si dudáis de eso, no sois gente de fiar. Encima de falsos, dudosos. Lo tenéis todo, hijos míos: sois más completos que el pack especial de la Barbie con el coche de Ken y la casa de Ken y todo lo que la señorita se quedó del divorcio con Ken. Y una cosa os digo, pero sólo una que no merece la pena extenderme más con vosotros, rufianes: por favor, dejad de poneros en plan victimista que ni os pega ni os va, y que cuando digáis algo y se os pongan los ojos como de corderito degollado, lo único que os quede sea lo de corderito. Y otra cosa, no estéis en plan de ofendidos porque luego pasemos de vosotros.

¡PUM!

La rosa es atravesada por la bala que rompe su alma.

A las agencias de calificación, por pesadas, inútiles y sinvergüenzas. Las únicas capaces de poner de acuerdo a españolitos y franchutes, a alemanes e ingleses: ¡han conseguido por fin la unificación de Europa a base de cabreos!. Qué máquinas estos tíos… Lo que no ha logrado la Unión Europea lo han hecho ellos en menos tiempo del que se tarda en mear unas gotitas de nada. Yo creo que habría que decirles que cobran por joder a los demás y eso no debería permitirse. Con lo que se les paga a ellos por decir chorradas, lo invertimos en otras cosas más útiles, incluso yo te hago un croquis con los culpables de esta situación y eso que yo no soy de números. Por favor pido, suplico, me arrodillo si es menester (para pegarles un mordisco en la pierna sería) que dejen de desestructurar más la sociedad, que echen una mano si no es mucho pedir y que la próxima vez que salgan a decir que se rebaja algo sean sus pantalones de ricachones y personajillos de tres al cuarto. He dicho.

 

¡PUM!

 

A los que asisten a actos de importancia (entiéndase graduaciones, bodas, bautizos o actos soaciles de diversa índole) como si fuera carnaval. Que yo no digo que renuncies a tu estilo, ni digo que no seas libre de vestirte como te dé la real gana, pero un poco de decoro no estaría de más, sobre todo para los que tenemos ojos y queremos seguir conservándolos. Vi pijamas, cortinas y manteles más bonitos, elegantes y adecuados que algunos modelitos y ropajes enseñados y capturados que mi mente no puede borrar del disco duro de mi memory. Y yo,que nací indignado por naturaleza, pues me irrita eso. Y como la opción era no mirar, pues eso hice. Y la tortícolis aún me dura, no os digo más. Por favor, delicadeza, un poco de gusto y un mucho de decencia. Que muchas de esas cosas son una vez en la vida. Y nosotros, los hombres (aunque unos más que otros) con un traje nos apañamos. que no cuesta nada, personitas del planeta tierra…

 

¡PUM!

El dinero en estos casos no compra opiniones. Menos las mías.

Genios de lo incompresinble que están es posesión de la verdad única y verdadera. Esas personas capaces de hacer de la palabra “tolerante” un insulto si se dice con el tono irónico y borde preciso y la entonación adecuada. Deberían convertiros en patrimonio de la humanidad, para que todo el mundo sepa lo idiotas que sois, que ya es bastante castigo eso. Pero más que eso, os propongo un ejercicio de humildad basado en decir cosas justas y con sentido común. Si no os sale espuma por la boca después de una hora así, aún tenéis cura. Si no es así, armaros de paciencia y arrinconaos en el paraguas de la soledad porque vais a tener menos amigos que un pelo en una sopa. Y lo digo con cariño, el mismo que le tengo a las cucarachas, que están ahí y mientras no estorben…por mí perfecto. Por favor, armaos de valor de una puñetera vez y callaros de vez en cuando, más de vez que de cuando.

 

¡PUM!

 

Gente que no confía en tus posibilidades y si confía en que te estrelles. Bonita contrariedad, la verdad. Aquí voy a ser claro y directo. No te quedes ni pierdas  un segundo donde no te quieran. No esperes más de lo que ya te han demostrado. No desperdicies dos palabras con quiénes no ven nada más que lo que les interesa a ellos. Ellos no lo harían por ti. Y esto pasa en el mundo del deporte, en la vida y donde pilles. Y yo, que soy tonto pero nunca gilipollas y para eso entreno, pues eso que hice. Y entendía que no cabíamos todos, pero las injusticias me matan y los enchufismos y rencores pasados, más.Y cogí el puente aéreo y no miré atrás. Y ahora, sonrío, disfruto y sueño de nuevo. Y antes, no hace mucho, eso de soñar, ni durmiendo, chico. No había forma. Por favor, iros un rato a visitar el lugar por donde amargan los pepinos, que servidor tiene los huevos pelados y la espalda curtida en mil batallas. El día que vuelva, señores y señoras, será con un nombre. El que no me dejásteis hacerme y tener. Y seré ya un hombre (o eso espero, si no, mal vamos) y os daré por donde menos esperéis y más os duela: el ojo, del culo también, para más señas. It’s my style.

 

¡PUM!

 

CONSEJO DEL DÍA:

“Aunque sea en tu punto débil, siempre duele más lo inesperado que lo esperado.

Asi que espera que te den y devuelvela cuando no lo se lo esperen”.

(Sun Tzu dixit)

 

Historias raras

20 Ene

Hoy me he levantado así, con el dia señorial, y me he dicho a mi mismo “Eres un sénior de la vida”. Y oye, que así es. Tanto que a estas horas, las del aperitivito, me ha dado por pensar en un cocktail. La gente normal piensa en el vermut, pero yo soy más de cocktails. Yo NUNCA rechazo un buen Gin Tonic, por ejemplo, que se tercie porque no sean horas (a partir de las 12 de la mañana, menos no). No Befeeater (la que llegas a tener aprecio), no. Me refiero a una ginebra Tanqueray,  Bulldog, Pink47 o  G’vine. What a class! que dirían algunos.

Y eso es así para los que somos hombres que nos vestimos por lo de abajo, los que nos encontramos cómodos con una buena americana, disfrutamos de charlas con los amigos y un dia porque sí decidimos ir a cenar sin motivo alguno. Lo que os digo, de señores.

Y pensando, pensando (no recomiendo hacerlo durante mucho tiempo seguido), he decidido poneros algunos cócteles originales que me gustaría probar y que lo haré, con compañía preferentemente. Femenina a poder ser, ya lo partíría del todo, no neguemos lo evidente.

Lo dicho: historias raras. De señores.

 

"Mojito Frutos Rojos" es el nombre que tiene este cóctel derivado del mojito auténtico. De DryMartini BCN.

 

Batida de Morango: cachaça, sirope, zumo de limón y fresas.

 

Summertime: con Charleston Blue's, menta blanca, zumo de limón y sirope de goma.

Twilight: Parfait Amour, vermut seco, limón y mandarina decorado con una cereza.

Sandman: amaretto, zumo de naranja, licor de vainilla y curaçao naranja.

Coral Pink con ron blanco, granadina, Passoa y menta blanca.

Gin Tonic, mi clásico. Con una rodaja de naranja sanguina y hierbabuena.

 

CONSEJO DEL DÍA:

“Vivir consiste en contruir futuro recuerdos”

(Ernesto Sábato dixit)