Archivo | 13:58

Benditas amistades

5 Ene

No me ando por las ramas ni os entretengo más de la cuenta. Más que nada por dos motivos fundamentales: hoy es día de atascos en tiendas de todo tipo por las compras de última hora, por lo que lo que menos necesitáis es que os haga perder el tiempo, y porque es tan simple y breve lo que quiero que en unas líneas lo expresaré lo mejor posible.

He de decir que cruzarme con gente por la calle y que me digan sin sacar el tema que siga escribiendo, que siga publicando en el blog y que les gusta/encanta esto es conseguir que me hinche el pecho de orgullo y quiera más que nunca seguir expresándome a sabiendas de que no es en vano ni solamente un hueco donde esconderme cuando me da por ahí. Más que nada porque os  voy a reconocer a camisa descubierta que si este blog no era capaz de llevarlo me retiraba y desistía de intetarlo de nuevo, que ya iban…unas cuántas, dejémoslo ahí.

Pero a lo que vamos. Que hoy vienen los Reyes, pero no traen aguinaldo, si acaso regalos y ya veremos si aciertan.

Por si acaso, les escribo una carta.

Aquí los hermanos bastardos de los Reyes Magos un día que sin permiso cogieron sus trajes y se fueron de parranda con ellso peustos.

<<Queridos Reyes Magos de Oriente (el país me da igual mientras vengáis),

este año en el que he sido muy bueno, o eso dicen, quiero pediros una serie de cosas. Algunas os parecerán utópicas, pero si sois magos de verdad, no tendréis ningún problema.  Para empezar, que este blog siga teniendo un éxito gracias a las personas que lo leen, que son las que realmente hacen posible este sitio. Y que, ¿por qué no?, crezca y crezca sin perder calidad.

Otra de las cosas que me gustaría pedir es inmaterial. Es que desde mi posición humilde y diminuta, consiga cambiar cosas a mi alrededor para bien que me permitan pensar que he hecho algo para cambiar el mundo. Si no empiezo por lo cercano, la globalidad es improbable en altas cifras.

No podía faltar el ser feliz, el tener ilusión y encontrar los objetivos que me llenen para poder conseguirlos. Salud, salud, salud. Y dinero. Y amor. Porque seamos sinceros: si tengo dinero, soy dichosamente rico y es un buen carburante para tener salud.

Pediría también recuperar la autoestima en asuntos futbolísticos, a pesar de lo manta que soy, no está de más devolverme algunas de las facultades que me hicieron tan odios y querido a partes no iguales. Y ché, qué la esperanza es lo último que se pierde…

Algo importante y serio tenía que caer en la lista: un trabajo. De verdad, de esos en los que disfruto con él y es de lo que he estudiaod. Que me entusiasme y me llene de energía y no de soberano rollo. Y por dios, que me den algo de sueldo. No pido ser director creativo nada más empezar, pero si algo decente.

Si os ponéis a ello, alguna cosa más os pido. Por favor, aviso urgente: trae gente honesta, políticos que miren de verdad por los ciudadanos y no me mientan en la cara. Eso sé que es complicado, pero tiraros al rollo, porfi.

Y lo último, y más importante, que quién quiera se suba al carromato de mi vida y el que no, el que no desee aportar, que se baje y deje sitio libre. Pero que nunca pierda a mis amigos.

Saludos y mis mejores deseos para esta noche, jefes. Cuidado con los camellos que son peligrosos.

PD.: Se me olvidaba deciros que no les dejéis nada, ni carbón, a los sos que van dicciendo por ahí que no existís, que son los padres…¿Quién tiene 3 padres? Pues eso, que mentir está mal y yo creo en vosotros for ever and everywhere.>>

 

CONSEJO DEL DÍA:

” Cuando el destino nos alcance…

ya pensaremos en ello”

(Hoy, Hugo Fuster dixit, un día es un día)

 

Anuncios