Marcas de culto (V): Kenzo

8 Mar

It´s simple, but it’s awsome. Así podríamos resumir la esencia de la marca japonesa Kenzo. Moda y cosmética en la cabeza de su creador, el japonés Kenzo Takada, que emigró en los años 60 a Francia para realizar y llevar a cabo su visión. Y así comienza esta maravillosa historia de una marca que ha logrado convertirse en referencia de la moda occidental, mundial, en ropa y en cosmética por su calidad y su estilo.

Traje gris con chaleco marrón con cremallera, corbata con motivos, camisa azul celeste, zapatos marrón chocolate y gorra Sherlock.

Americana color tejano marino, con pantalón de pinza azuol marino con brillo, camisa azul celeste de cuello alto y zapatos sport negros.

 

En 1970 abrió su primera boutique en París, con  ropa folclórica, colorista y muy poco convencional. Con este estilo conquistó a la juventud, que vio en esta marca un modo de actitud ante la vida. El logro de Kenzo es saber combinar el tradicional corte sencillo del quimono, originario de su país, con elementos típicos de Latinoamérica, Oriente y Escandinavia.
En 1983 empieza a diseñar ropas para hombres y abre su primera tienda masculina en la Madison Avenue, de Nueva York.

Americana color verde oliva, pantalón negro de tiro largo, camisa vaquera marina, guantes de cuero negros y zapatillas sport multicolor.

 

La principal característica del estilo Kenzo es el estallido de colores, las formas primordialmente asimétricas, las originales e imposibles  mezclas de estampados, los colores intensos y, sobre todo, los dibujos con motivos florales de grandes dimensiones.
Como  fan y amante de la naturaleza, supo plasmar la belleza de enormes  flores en sus prendas (el distintivo que lo caracteriza).
El estilo Kenzo ha sumado el arte a sus creaciones, tomándolo como una referencia, así como la influencia de varias culturas ( fusionando la tradición oriental con la sofisticación francesa; aunque también está presente el exotismo de otras) para formar una firma cosmopolita y atemporal. Podemos decir que bebe de todo aquello que no tiene relación, de lo desestructurado, de lo abierto, de lo inacabado, creando un algo muy particular y haciéndose dueño del open mind.
CONSEJO DEL DÍA:
“Contra la estupidez, hasta los dioses luchan en vano”
(Paul Auster dixit)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: