Sueño de 3 noches de verano

29 Jul

Si alguien ha reconocido la similitud con la obra maestra de Shakespeare (y probablemente haya visto/oído hablar de la película pero poco más), puede continuar leyendo.

No significa que el contenido que va a detallarse en los próximos párrafos tenga mucho más que ver con la obra, pero el título de la entrada al blog es más que suficiente para situar al personal en el ambiente.

Me propuse realizar y llevar a cabo una crónica sobre el LowCostFestival acaecido este recién terminado fin de semana en Benidorm. Y también me marqué como objetivo que no fuera un sinsentido de palabras técnicas sobre música, términos objetivos sobre las actuaciones o cosas varias que podéis encontrar en cualquier revista o site medio serio en la web y que, seguramente, sean mucho mejores que la mía. Por ello me desmarco hacia contar vivencias que cualquiera de los que leáis y hayáis estado en este u otros festivales os podáis identificar, la otra cara de un festival que me supera cada año, cada día, hora, minuto y segundo de mi existencia.

 

Two Door Cinema Club en un momento de su actuación en el Low Cost 2013, en Benidorm.

 

Es Lunes y uno se despierta pensando en todos y cada uno de lso recuerdos y momentos vividos desde ese ya lejano Viernes 26 de Julio. Las sensaciones de escuchar la música desde fuera del recinto mientras uno va entrando, pulsera en muñeca, hace que suban pulsaciones. No ves el momento de empezar a disfrutar…los amigos y las amigas que acompañan a servidor llevan una sonrisa ilusionante cargada en sus mejillas, junto con una energía mágica que atraviesa el alma de los presentes, miles de gargantas dispuestas a dejarse la voz y aparcar sus problemas en el parking del festival.

Llega el turno de decidirse por el concierto de turno, a veces con dudas, a veces con una claridad que roza la locura. Ojos abiertos de par en par, brillantes, a expensas de los primeros acordes o sonidos, o luces, que indiquen que ya empieza el espectáculo. Miradas de complicidad, cuchicheos y apuestas sobre cuál será el inicio o la canción con la que comenzarán a poner en pie al auditorio que espera como una jauría hambrienta de emociones y diversión.

Y llega. Llega el primer grito, el primer salto, el primer suspiro al aire. Los brazos arriba, el puño alto, intentado tocar el cielo, testigo de una epopeya mística que durará eternamente en nosotros , y una sensación de felicidad que invade todo el cuerpo. Unos aullidos ante una explosión de sonido inesperada, abrazos entre desconocidos, amistades nuevas forjadas en sudor y letras que provocan sensaciones.

Y sigue un non-stop durante horas que suceden rápido cuando ya han pasado, entre copas, risas y valientes que adoran notas musicales melódicas lanzadas al aire de la costa alicantina, rodeados gente. Y están sintiéndose protagonistas de su propia historia, de sus anécdotas y de la gloria que te deja un grupo de personas encima de un escenario. Los flashes, los vídeos, los móviles haciendo su papel de cazadores de imágenes, de momentos, de acciones. El mecanismo es activado en todo su esplendor.

Y al día siguiente, una cara conocida que ansiabas ver y no esperabas, en medio de la nada, te devuelve la esperanza mientras sigue sonando un temazo y alrededor no cabe un alfiler. Y un tipo anónimo que te abanica después de darte el gustazo de haber bailado con la muerte y el sofoco, de haber dado todo y más en un momento determinado. Cambios de escenario buscando alargar la felicidad a tope, de estirar todo lo posible el moemnto que estás viviendo, como ensimismado, dentro de un sueño del que no quieres despertar. Un vaso al aire en el subidón de una canción anuncia una lluvia de vete a saber qué, pero no importa, no importa porque sigues ahí como si nada. Y la risa de los amigos relativiza el asunto, te devuelve a la realidad del concierto. Y no ves el momento de terminar la noche, apuras, y sale bien.

 

 

Ves gente ir y venir en un goteo constante: parejas, grupos, trabajadores, cantantes…cada uno con su propia historia, su propia versión, de una misma cosa vivida a la vez por todos en conjunto. Y eso es bonito.

Sin saber muy bien cómo, llegas al último día diciéndote a ti mismo que no habrá un mañana, a lo que colabora el grupo de turno metiéndote en el tema de lleno, como si cayeras en el agua de una piscina, abstrayéndote de todo. Y bailas hasta que tus pies exhaustos golpean el pavimento y el dolor te sube hasta la sien, y ésta libera las sustancias para que continues hasta el amanecer, entre brindis y ruidos hermosos, con aquellos valientes como tú que están ahí, a tu lado. Y cuándo piensas que no puede ir a más, la cosa va. Y te embelesa, te quita el sentido, te pone, te excita sobremanera. Te deja atónito: veinte mil personas entonando una letra a coro, haciendo saltar una risa ahogada y emocionada al cantante, y alguna que otra lágrima en primera fila.

Y es ahí, en ese preciso instante, cuando piensas en nada, solo sientes, solo estás en armonía contigo mismo y con el mundo. En ese momento estás en medio del todo, de la nada, siendo únicamente tú. Y te acuerdas de personas, conocidas, desconocidas, amigos, amigas…y te dices para dentro que quieres que vivan esto el próximo año, si es que llegamos.

Y va llegando el momento de despedirse, de lo vivido, de lo desconocido, de lo novedoso, de lo descubierto.

Y no ves el momento…hasta que es Lunes. Y entonces, repasas y grabas a fuego las ráfagas que te van viniendo a golpetazos, o poco a poco en borroso.

Entremedias de eso, Lori Meyers, Monarchy, Love of Lesbian, Fangoria, Dorian, Portishead, Two Door Cinema Club, SMD, Digitalism DJ Set, Gomad!&Monster, Delafe y las flores azules, Miss Cafeína, Glasvegas, Yall, Les Castizos, Crystal Castles, L.A, Grises, Ley DJ, DiscoMordisco, The Wise Men Project

 

DEDICADO A TODAS AQUELLAS PERSONAS QUE ME HUBIERA ENCANTADO QUE ESTUVIERAN Y NO PUDIERON.

FRASE DEL DÍA

“Estamos tan acostumbrados a sufrir

que cuando llega una persona y nos trata bien,

con respeto y nos brinda su cariño,

todo nos da miedo”

(Visto por ahí)

 

MOMENTAZOS LOW COST 2013

 

– Fangoria apunto de terminar su concierto, Mario Vaquerizo sale y canta “I Love It” de Icona Pop, en versión española.

 

 

– Lori Meyers cantando el estribillo de “Luces de neón”

 

 

– Love of Lesbian, con el maestro de ceremonias Santi Balmes, cantando “Me amo” y haciendo un break para realizar un speech final muy gracioso sobre la autoestima emocional.

 

 

 

– Santi Balmes gritando palabrotas en “Allí donde solíamos gritar”

 

 

 

– La gente subiéndose por las paredes con una mítica de Fangoria.

 

 

 

– “La tormenta de arena”, de Dorian, siendo un huracán gracias a la gente.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: