Tag Archives: trajes

Error 404: Not Found

20 Abr

Los dilemas en la vida están a la orden del día. Siempre debemos escoger ente una cosa o la otra. En las más suertudas ocasiones, podemso tener ambas, aunque dudo que en las condiciones plenas o satisfactorias que nos gustarían. Y la moda, a la hora de vestir, no es una excepción. Me fascinan los visionarios que tratan de adelantarse a las tendencias y conjugan prendas incombinables como verbos en tiempos diferentes en un poema de Bécquer.

Y yo es que siempre he sido un innovador, pero hay cosas en als que el clasiscismo imperiante siempre es la solución adecuada de la suma de 2 y 2. Por ello, y para ayudar a solventar algunas de las dudas que a veces se nos presentan a la hora de comprar/ponernos un traje, he aquí una especie de guía espiritual y técnica sobre cómo proceder y sobre cómo NO.

 

SÍ:

1. Combinarlo con un buen maletín de piel, de diseño moderno, con toques de color (a juego o que rompa drásticamente con el traje).

2. Con calcetines. Parece una estupidez, una obviedad, pero más vale prevenir que curar, vamos. Y es que alguno puede pensar que el verano permite alguna licencia… Ahora los hay de diferentes tejidos para cada época del año, y sirven para dar un toque de distinción (que no llamar la atención ni parecer un prostíbulo). Además, están los clásicos o los modernos y súbitamente interesantes estampados.

3. Con camisas básicas o de rayas, de colores vivos, nada de tristezas. Rosa pálido, azul y blanco son los 3 colores del abecedario del traje. En todas sus tonalidades y versiones. No es bien visto una camisa con botones al cuello y corbata, por lo que os insto a que os fijéis. Y ni se os pase por la mollera poneros camisa de manga corta, ni con las subidas de la temperatura en la época estival. Tejidos ligeros, pero manga larga.

4. Zapato de cordones, hebilla o brogues (tipo troquelado). Esto luce, viste, lo parte, queda estupendamente. Lo otro, algún mocasín o naútico, es meter la pata hasta el fondo del pozo más oscuro y frío que nos imaginemos.

 

 

5. Corbatas de colores sobrios y estampados discrestos. Deben evitarse los tonos flúor. Aunque yo discrepo un poco, porque a veces, una corbata divertida quita un poco de sobriedad al asunto, lo cual también favorece siempre y cuando la situación lo permita, de lo contrario, andando con lo de toda la vida y una que nos motive.

A la hora de hacer el nudo, nada de exageraciones. clásicos de toda la vida y andando,que no parezcáis payasos venidos a menos.

6. Los pantalones deben ir ceñidos, nada de caídos. Y para ello , pa cualquier problema con la posición de estos, debe usarse el cinturón. En su defecto, tirantes. A mí personalmente no em gusta el cienturón con el traje, es decisión propia, por lo que hago el traje con arrglos a medida también en la cintura, ya que los tirantes tampoco me convencen.

 

Y teniendo en cuenta estas pequeñas cosas, ínfimos detalles, cuando asistas a un evento de traje, no pasarás desapercibido por el mal estilo combinando cosas. Las mentes de los congregados no dirán eso que internet muchas veces (más de las que nos gustaría), nos dice eso de “Error 404: Page Not Found”.

 

CONSEJO DEL DIA:

“Juego el juego por el juego mismo”

(Sherlock Holmes dixit)

 

Anuncios

Legendary!

31 Ene

Volvemos con moda. Tras varios días dedicándonos a otros asuntos, retomamos la andadura sobre el camino trazado hablando de algo de lo que todo hombre rehuye hasta que se calza uno cual persona importante. Muchos lo detestan y buscan algo similar pero antisistema, algunos cuantos lo reservan para special events y otros simplemente dormirían con él si hiciera falta.

Es un conjunto de prendas que se ha revalorizado para los amantes del buen gusto y la serie “How i met your mother?” donde, quién más quién menos, en un determinado momento ha deseado ser el gran creador del grito de guerra “Legen…wait, wait for it…dary!!“, the big Barney Stinson.

El traje. Clásico, moderno, tradicional, con rotos, diferente, desenfadado o contempóraneo. Compuesto por una chaqueta, un pantalón  de tiro recto y, como mucho, un chaleco (por lo general esos son sus elementos) forma una de las piezas básicas en el armario de cualquier hombre de bien o mal que se tercie.

 

En modo clásico: negro, liso, fino y de Ralph Lauren Black Label.

 

Los lisos son aquellos que nunca fallan para depende qué eventos o acontecimientos sociales. son un valor seguro y las nuevas y renovadas versiones que se hacen en cuanto a materiales o estilismos hacen que la caída de su uso esté siendo paliado en parte. Personalmente, soy de los que prefiere un traje con raya inglesa como los que veremos más adelante, aunque los hay lisos sencillamente fantásticos.

 

En colores partidos también se lleva y no es tan inusual. Este, de Ralph Lauren en blanco y negro.

 

Los combinados bicolor están también a la orden del día como recurso para dar un poco de dinamismo al look del traje y para ciertos momentos donde si puede usarse y no está visto como si fueras un bicho raro. En general, es un look más atrevido preferible en ambientes más distendidos.

 

Este de cuadros anchos en colo gris, con chaleco, de Simon Spurr.

De Armani, con raya inglesa.

 

Los cuadros y la clase raya inglesa son de los más demandados hoy en día.

 

En satin, de Armani en color gris oscuro.

 

CONSEJO DEL DÍA:

“Si te traicionas una vez a ti mismo,

jamás volverás a ser tú”

(Judas Iscariote dixit)