Archivo | diciembre, 2011

Siempre a punto

30 Dic

Mañana ya termina el año.

Y solamente tengo algo menos de 48 horas para arreglar los desaguisados que, provocados o no, intencionadamente o de forma inconsciente, se han producido en mi vida durante este 2011. No es algo que me preocupe, soy de esa extraña especie que vive en el límite del todo. Así pues, trataré de cerrar el mayor número de capítulos posibles y así, de paso, lo que me deje pendiente me servirá como los famosos “própositos de año nuevo”. Es que es cuestión de no buscar más, si los tengo tan a mano…

Pero a lo que iba: me quedan pocas horas, de forma que tendré que darme prisa. Y para saber cuantos infernales minutos, segundos y milésimas (si es necesario) me sobran, qué mejor elemento que un complemento indispensable: el reloj. Ese perenne amigo pegado siempre a tu muñeca, tras un breve (o largo) período de adaptación en el cual no te haces a la idea de llevarlo pero luego coges costumbre y ya va todo como la seda.

En fin, que aquí os dejo una serie de los que he visto por ahí que me gustan. Algunos son prohibitivos, motivo por el cual omitiré los precios. O mejor pensado, los pondré, total, mañana se acaba el mundo. Y como digo yo en mi versión international remix del refrán clásico: from the lost to the river, más conocido también por “de perdidos al río”.

Swatch Touch, novedad sin botones. En engro me tiene ganado, lo reconozco. 150 euros, aprox.

 

Este de Gucci con correa de cuero marrón y digital, sólo por 995 euros.

Este de CK en titanio. el precio, a cosultar, pero me da que barato no será.

 

Este de DeLaCour en edición limitada a 411 unidades (333 en titanio y 88 en oro rosa).

Gucci nos presenta otra maravilla, en correa metalizada en tono marrón, por el módico precio de 1315 euros.

Adidas en correa color negro, pequeño y con marco en oro o plata.

Modernidad al cubo, por Adidas. No soy yo muy de relojes en blanco, pero este no me disgusta para nada.

100 unidades exclusivas. Cartier. Elegancia. Con esa carta de presentación, ¿qué más quieres qué te diga? Mi joya de la corona, aunque nunca la posea.

 

PD: Mañana no perderos la entrada sobre mis descubrimientos musicales del año 2011, a petición popular de que la hiciera. Ya os contaré más.

 

CONSEJO DEL DÍA:

“Hay que saber caer siempre con clase”

(Hudson Mohawke dixit)

 

Lo que (casi) no se ve

27 Dic

Tras una dura jornada de reflexión, qué mejor que una dosis de moda pequeñita, pequeñita, tan dimimnuta en importancia que casi no se ve. Pero no será por no poner de nuestro empeño en que sí se vea, ya que  a conjunto o con cosas chulas solemos ir.

Hoy vengo a hablar sobre los accesorios a la hora de vestir, desde un bolso hasta unos calcetines, pasando por unos gemelos. La verdad del asunto es que me ha venido la idea cuando, esta mañana, trabajando, he visto que al sentarme mis pantalones se levantaban levemente a la altura de mis tobillos, un poco por debajo, pero lo suficiente como para dejar al descubierto el color de mi calcetín. Y me he imaginado lo rídiculo que iría si no lo llevara de un color que pegase con mi indumentartia principal, que uno no es Michael Jackson cómo para poder implementar la moda de lso calcetines blancos.

Asi que en un breve resumen, os voy a poner unas cositas que he encontrado por ahí (así a lo loco) y si veo que me quedo corto, mañana habrá segunda parte, pero no creo, queridos seguidores hambrientos de palabras irónicas y moda.

Gemelos piratas, de Zara.

Calcetines de rombos con un toque lila, de Zara.

Pulsera de Viceroy en negro con elementos de plata.

Calcetines divertidos de cuadros, de Happy Shocks.

Cinturón trnzado de Wrangler.

 

CONSEJO DEL DÍA:

“Torres más altas han caído”

(Popular dixit)

Punto y seguido.

24 Dic

Hoy, día 24 de Diciembre, fun, fun,fun…perdón, me equivoqué de día. Serán las ganas que tengo de que pasen estas fiestas precocinadas ya.

Lo que si que no se puede negar es el hecho de que hay elementos innatos unidos a ellas desde la tradición y el conservadurismo. Pero, oye, molan, no puedo evitarlo.Además, que ya suelen estar en tiendas y no solamente te lo hacen tus abuelas. De hecho, esa cara de disgusto y rídiculo de todos los años cambia cuando eres tú quién va y se lo compra.

Trato de hablar, por si alguien se ha despistado en esta entrada exprés debido al ajetreo de las fechas que son, del jersey de punto.

Antes, muchas familias los regalaban. Ahora, más de moda que nunca pues se lleva el punto, se revalorizan cada año al alza.

Os voy a poner algunos de los que he visto por ahí y que son mis preferidos.

Un clásico con sus renos y todo, de D&G.

Para no pasar frío con una combinación de colores, de Abercrombie.

En blanco roto, de Abercrombie.

Otro de movida molonga, de H.E. by Mango.

De D&G para ir más normalito.

Este alternativo para arriesgar en ocasiones señaladas, de Zara.

En clas jaquard granate, de Pull and Bear.

Espero que os guste y os regalen alguna cosa que otra, seguidores.

 

CONSEJO DEL DÍA:

“Mantén cerca a tus amigos,

pero aún más a tus enemigos”

(Dicho popular dixit)

 

PD: entre mañana y el Lunes pondré la acción a desarrollar para celebrar las 1.500 visitas (y subiendo) del blog. Espero que os guste y colaboréis.

Sal y pimienta

22 Dic

Hoy toca descargar adrenalina, estrés y pensamientos con mis amigos. Hoy toca darnos un homenaje de buena compañía y risas estúpidas e inexplicables, pero necesarias. Hoy, es el día en el que después de mucho tiempo se me unen de nuevo para dar guerra por la city.

Pero claro, nosotros somos señores de la cabeza a los pies, pasando por el cuello. Y somos hombres. Y los hombres tenemos que vestirnos y no de cualquier manera.

Contando que en la noche del ya entrado invierno va a pelar de lo lindo el frío, que no me apetece jugar a ponerme malo por más que seguro estoy que no sucedería y teniendo en cuenta que así me puede caer algún regalo (sin presiones, eh, amig@s), pues voy a poner los dos complementos que, a pesar de su increíble similitud, son como la sal y la pimienta.

Estoy hablando de la clásica bufanda, elemento indispensable en esta época del año, y del reconvertido para la causa de la moda masculina, foulard.

Empecemos por el primero de los complementos: la bufanda.

Un modelo clásico en azul marino de Henry Cottons, perfectamente combinable con casi todo.

En lana chasmire bicolor, de Massimo Dutti.

En estampado de cuadros con colores fríos predominantes, de Hackett.

Esta con un estampado original obra de la marca Barbour.

En lila,de las que más me gustan, de Massimo Dutti.

 

Tras esto, los foulards.

 

Foulard estampado personal tailoring, de Massimo Dutti.

Foulard estampado, de Zara.

En versión desenfada, de Chevignon.

 

Espero que os guste.

PD: solamente quería daros las gracias por las más de 1.500 visitas en apenas un mes y medio. A este ritmo, este blog se sale. Gracias por dar sentido al trabajo de uno y seguid disfrutándolo. Prometo una cosa muy especial por ese magnífico hito.

 

Graciosas fiestas

20 Dic

He aquí una felicitación de Navidad y Año Nuevo muy especial, la que más para mí. Mi equipo de benjamines de La Nucía, al que yo entreno, celebraba el último entrenamiento antes de las fiestas y de darles unas merecidas (este año sí) vacaciones.

Aquí con el presi del club, Tomás Llorens, y con el coordinador del fútbol base, conocido mundialmente por "El Pibe".

 

Cómo habréis podido observar, íbamos preparados para la ocasión.

Les compré gorros de Papá Noel con luces y unas diademas con cuernos de reno. Y de esta guisa salimos a entrenar: los defensas de delanteros y viceversa, todos fuera de sus posiciones y Pijama y yo de porteros. Y partidito directo, sin tonterías. Y eso sí, con los gorritos puestos que hacía mucho frío.

Pero antes, una foto de grupo para que se viera que somos amigos todos a pesar de que le volviera a ganar, por decimocuatrigésima vez a Gonzalo en nuestro particular duelo de pistoleros.

Y tras esto, nos esperaba una merendola preparada a tal efecto porque ellos se lo merecen, todo y más. A los místers nos cayeron regalitos, que no hacían falta pero se agradecen. Una caja de bombones y un videojuego para mí, y la cajita de bombones para Pijama, por perder en el partido.

En el campo, antes de la pugna por la supremacía del campo.

 

Lo positivo fue que pasamos un buen rato haciendo piña, haciendo grupo, haciendo amistad.

Y ahora, paso a redactar la carta que le pido a Papá Noel en nombre del equipo:

“Querido y enternecedor barbudo barrigón,

solamente te pediré cosas muy sencillitas este año, ya que el dinero no nos sobra a ninguno. En primer lugar, te pido que estos niños nunca pierdan la ilusión por jugar al fútbol, que siempre vengan con una sonrisa y se vayan con una sonrisa, aún mayor. Que cuando estén con un balón entre los pies no existan los problemas, las preocupaciones o el cansancio. En segundo lugar, me gustaría que les dés la capacidad para seguir mejorando de la forma que lo están haciendo, que estén atentos y se impliquen en todo lo que se les diga para aprender lo máximo posible. En tercer lugar, mira a ver si puedes traerles más dosis de buen fútbol a sus pequeños, por el momento, pies, los mismos que hacen que se disfrute tantísimo de esto con ellos. En cuarto lugar, que les vayas quitando esas pequeñas pero molestas manías que me desesperan como el miedo al balón, el girarse para que nos les dé un golpe o los controles que saben hacer y se ponen nerviosos a veces. Y por último, te pido una cosa que puede tardar un poco más en llegar, pero no me importa, así tienes tiempo de buscarla: tráete la Liga para que estos “melones” de tíos la disfruten y la saboreen si se la merecen. De ellos depende.

¡Ahh! Se me olvidaba una cosa: que Gonzalo llegue puntual, de vez en cuando y para variar.

Un saludo, campeón“.

Fdo. El Míster (Hugo)

PD: Perdonarme por la calidad de las fotos, pero se ve que los padres estaban tan emocionados que no atinaban con el objetivo quieto.

CONSEJO DEL DÍA:

“No consientas que nadie te diga

qué no puedes hacerlo”.

(Alguien dixit, seguro estoy)